5 CONSEJOS PARA VIAJAR CON TU MASCOTA

Categories lifestyle
c-travel-pet

Photo 21-07-15 17 21 31

Estamos a punto de irnos a Barcelona y hace mucho tiempo no estábamos tan emocionados, pues no viajamos desde septiembre del año pasado que fuimos a Paris por mi cumpleaños. Solo que cuando mi esposo y yo viajamos es un experiencia totalmente diferente a la del resto de las personas, pues viajamos con Cocoa, nuestra chihuahua. Para los que tratamos a las mascotas como lo que son, un miembro más de la familia, es todo un drama viajar, ya que a veces no tenemos con quien dejarlos, los hoteles de perros son carísimos o simplemente no queremos irnos sin ellos. Nosotros nunca hemos dejado a Cocoa, ya hemos estado en Amsterdam, Paris y el sur de Noruega de vacaciones, sin contar el tremendo viaje que nos dimos ella y yo desde Perú hasta Noruega e incontables viajes Lima – Arequipa cuando vivíamos en Perú. Por eso considerando que tenemos un poco de experiencia en el tema es que se me ocurrió compartirles estos tips 😉

Primero quisiera contarles que Cocoa no es la perrita más fácil de manejar, siempre que puede le ladra a las personas y sobre todo a los niños, por eso no condenen a sus pequeños si no son los más tranqulitos, si se puede viajar con ellos, no dejes que te digan que no.

1. Papeleo: Asegúrate de tener todos los papeles y cumplir con los requisitos que te pida en principio la aerolínea o medio de transporte que elijas, pero no te confíes solo con eso, llama o investiga en la web de migraciones del país al que te diriges acerca de sus requisitos para ingresar con animales, ya que estos cambian y mucho, según el país. Básicamente necesitas tener las vacunas al día y en caso de ser viajes al extranjero la mascota debe tener un micro chip o tatuaje identificador. Los chips son lo más común, son del tamaño de un arroz y no causan molestia alguna en el animalito. Además debes de contar con una maleta especial donde viajará tu pequeño si va en cabina contigo o un cubil para ir en bodega.

2. Vacunas: Generalmente el veterinario sabe todo lo que necesita tu mascota para viajar, ellos tienen folletos, recomendaciones especiales y muchas veces las páginas web o teléfonos donde puedes informarte. En nuestro caso ahora que vamos a un área denominada “tropical” tenemos que ponerle a Cocoa dos gotitas diferentes en su lomito, para evitar que algún mosquito infectado le vaya a causar daño. Pero hay un requisito especial que obligatoriamente debemos seguir cada vez que salimos de Noruega y es que 24 horas antes de volver ella debe ser desparacitada, porque en Noruega no hay parasitos (ni rabia) y es básicamente el requisito principal del país al ingresar una mascota. Por ello en cada lugar que vamos tenemos que ubicar un veterinario para un día antes de volvernos, desparacitarla y hacer sellar su pasaporte (en caso de perros europeos) o tarjeta de vacunación.

3. ¿Hotel? Definitivamente ya casi en todo el mundo hay hoteles que aceptan mascotas, pero seguro deben ser de los más caros. Nosotros siempre que viajamos, incluso antes de tener a Cocoa usamos Airbnb, un servicio donde te rentan casas, departamentos o cuartos. En las opciones para elegir está la de “mascotas incluidas” No hay nada mejor para mi, me siento como en casa, entro y salgo cuando quiero y mi mascota esta en paz.

4. Su equipaje: Ciertamente viajar con un perrito es como viajar con un bebé, sobre todo si eres una madre apasionada con ellos como yo, es indispensable que le lleves cosas que contengan su olor, yo le llevo su mantita para el avión y también la usa donde nos alojemos en su camita. El bolso donde viaja Cocoa tiene unos cierres que le permiten convertirse en cama, así que por ese lado no tenemos problema. Además le llevo un par de sus juguetes favoritos, unas cuantas mudas de ropa y las medicinas a sus males mas comunes: alergia y estomago suelto.

5. ¡No te olvides su comida! Esto entra en equipaje pero quería enfatizar, porque por más cuidadosa que seas puedes llegar a olvidar la comida ¡Como me pasó a mi cuando estuvimos en Paris! Es difícil encontrar la misma comida y sobre todo es un gasto incensario comprarla ahí cuando ya la tienes en casa y lo más probable es que no llegues a usar ni la mitad y debas dejarla para no tener sobre peso.

Consejo extra: Esto es algo que hago para que Cocoa no se sienta ansiosa o triste durante el tiempo que pase sola en el lugar donde nos alojemos. Intento que nuestro itinerario de viaje sea llegar de noche, así conozco y exploro con ella el lugar nuevo sin dejarla sola durante la primera noche. Al día siguiente ella ya esta aclimatada y lista para tomar sus largas y deliciosas siestas (que le encantan) cuando nosotros salimos a explorar la ciudad sin ella. Por supuesto que la llevamos a todos los lugares que podemos y consideramos son adecuados para que tanto ella como nosotros estemos cómodos y con no haberla dejado sola la primera noche el resto de días se acostumbra bastante bien. Si es la primera vez que viajas con tu mascota has que conozca y conviva unos días antes del viaje con el bolsillo en el que viajará.