MI PRIMER SCRAPBOOK

Categories DIY

No es novedad para las personas que me conocen que soy amante de las manualidades, los pequeños detalles y la organización. Justo todo lo que necesitas para hacer un scrapbook, que son básicamente albums de fotos, recortes y textos decorados por uno mismo. Siempre quise hacer uno de mi relación en pareja o de algún viaje, pero curiosamente terminé haciendo por primera vez un scrapbook para el primer año de un bebé, mes a mes ¡Y no cualquier bebé! Mi ahijado (insertar botón de me siento vieja), nunca pensé que tendría un ahijado y de hecho empecé con el proyecto del scrapbook con la idea de regalárselo al primer bebé de unos buenos amigos y ya, luego me enteré que me habían elegido como la madrina y el regalo cobró un sentido mucho más especial. No les voy a mentir, me tomó bastante tiempo y un poco más del dinero que esperarías para una manualidad. Pero cuando ves el resultado final todo vale la pena, la idea no es que se vea perfecto, ni profesional y lo importante de un regalo como este (así lo hagas para ti mismo) no es el dinero que gastas o el tiempo que te toma, es que tú y en caso de que lo regales a alguien a quien se lo des sabrán que en cada página, en cada detalle y en cada recorte hay un pedacito de ti diciendo: “Te quiero, me importas y mientras hacía esto todo el tiempo pensé en ti.” 

Escribiendo estas lineas me pongo a pensar en que buena manera de mantener los afectos intactos o mejor aún, hacerlos crecer que regalando algo hecho por ti. Al final de día lo único valioso de los humanos es lo que llevan por dentro y el hecho de tenerlo adentro no quiere decir que no debes mostrarlo, spread the love.